Hay quienes prefieren “ser pequeños”

Hay quienes eligen ser pequeño, porque entienden y valoran que si la iglesia es “los unos a los otros”, una familia espiritual de relaciones entrañables, donde se construya y experimente autentica comunidad, donde hay un cuidado y apoyo mutuo, donde haya comunicación, interacción y participación, donde se produzca la integración de nuevas personas, donde se forje un discipulado relacional con un seguimiento de lo que el Señor hace y guía en el grupo, donde juntos planifiquen y experimenten la misión con la flexibilidad de poder virar por ser pequeño, esto debería ocurrir en un grupo no muy numeroso.

Si entendemos que todo esto realmente es ser iglesia, nos conduce a pensar, que queda implicado el tamaño de esta, sencillamente que lo posibilite.

Pienso cuando llega Pablo a Filipos o Corinto que la iglesia nace y se desarrolla en estos grupos, en los oikos en las casas y que después de manera excepcional todos estos grupos se juntan en un sólo lugar ICo 14.

Realmente la iglesia fue comunidad y no congregación, sencillamente por todo esto que estamos comentando, hasta que llego Constantino con el modelo del Culto público romano en un gran edificio, al cual se esperaba que todos acudieran como respuesta a la religión oficial, con un clero profesional, de esto ya hemos hablado en otras ocasiones.

Si ser iglesia significa todo lo anterior, a lo mejor es que fue diseñada en lo pequeño y no en lo grande. 

Pero no gusta encontrarnos con mucha más gente, y es así, por ello planteamos una red de iglesias o comunidades horizontal y descentralizada y como en Corinto encontrándose todos los grupos para conocerse, fraternidad,  intercambiar, para equipación periódicamente, pero siempre lo grupos pequeños determinando al grande como vemos en el N.T

Ser pequeños es ser grande, por toda la riqueza y la profundidad que lo grande no puede ofrecer y si generar creyentes pasivos, consumistas y no discípulos que no se integran y que al final viven vidas cristianas de una manera solitaria, por esta imposibilidad de conexión.

Hemos de decir que una iglesia de células nada tiene que ver con una red de iglesias para experimentar todo esto que hemos comentado y que hemos abordado en otra ocasión “Diferencia Red de Iglesias y Iglesia de Células”

Realmente la iglesia crece y se extiende de manera natural en grupos pequeños en las casas, entornos que les permitan ser la iglesia.

Estos grupos o iglesias en una ciudad que se inician y crecen de manera autóctona, horizontal y descentralizada son los que forman la iglesia de esa ciudad, con conexión entre ellos, la cual no esta relacionado con el control o de manera homogénea, y hay ancianos entre esos grupos, con un liderazgo laico, como un modelo de “red de iglesias”.

Deja por un momento de lado las tradiciones: Si te dijeran, pon en práctica “los unos a los otros” ¿que elegirías grupo pequeño o grande?

Jesús dijo que su ekklesia es una asamblea

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Iglesia Misional. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Hay quienes prefieren “ser pequeños”

  1. Estas tocando un punto muy importante y unos de los mas grandes estorbos a la iglesia orgánica. Nos han entrenado con los valores modernos del mundo de los empresarios que si no es grande no sirve.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s