Las Dos Iglesias

Qué os parece? A continuación se describen de manera objetiva dos formas de iglesia, no nos interesa juzgar a ningún creyente por su práctica, es una valoración que cada uno puede hacer, lo que aquí sólo queremos es ser objetivos y coherentes frente a estas dos maneras de iglesia y por supuesto que este acto de coherencia objetiva nos puedan conducir a un cambio.

1. Un creyente que llegado el Domingo se prepara con su familia para ir a una iglesia, en la cual no tiene que preocuparse de nada, porque todo ya esta preparado para él y los suyos, tan sólo tiene que sentarse en una de las filas frente al púlpito para “recibir”, por otro lado, también los niños estarán recibiendo una formación tipo académica. En el frente, probablemente se encontrará la misma persona o personas de otros Domingos que se estarán dirigiendo al 99% restantes allí presentes, durante esas 2 horas no habrá posibilidad  de que aquellos que como él sentados en filas puedan intervenir o comunicarse entre ellos, esta formalidad  se verá interrumpida cuando el que dirige en un tópico litúrgico les invita a “saludar al que tienen a su lado” pasarán las 2 horas y probablemente la predicación en algunas semanas haya perdido su relevancia, la afrontará individualmente y sin dar cuentas a nadie de ello, se levantará de su asiento y se girará para saludar a otros que le han rodeado pero sin comunicarse. Se dirigirá a la puerta del local camino al coche aparcado también “en fila” junto al de otros creyentes para volver a casa.                            Así hasta el próximo Domingo durante todo el año, podría participar en algunas de las actividades propuestas entre semana, en un coro de iglesia, reunión de hombres, alguna célula o en otra actividad.

2. Un creyente que “no va a la iglesia” sino que es parte de un grupo de cristianos que junto con él forman una comunidad en la cual es parte activa, aquí  no hay una persona protagonista a la cual mirar al frente, entre otras cosas porque se encuentran más o menos en círculo, todos son importantes y responsables,  el liderazgo es uno más entre ellos aportando su función,  llega a este encuentro sin un guión establecido aun que si con un contenido abierto que puede variar, se alegran mucho de verse y de estar juntos de nuevo, no es necesario que desde el frente alguien diga que se levante para saludar, la interacción entre el grupo es activa y las relaciones entre ellos fluyen de manera natural, en un interés sincero el uno por el otro, aquí las relaciones informales se anteponen a la liturgia innecesaria, esta comunión y relaciones se verán potenciadas al compartir una comida como parte de este encuentro, en Hechos, estas relaciones no pasan desapercibidas para alquien que esta con ellos por primera vez.  Hay una pasión por Cristo, de tal manera que le buscan para comer de Él, en silencio, en oraciones o nuevas canciones, Cristo es todo en medo de ellos, en esta reunión, no esperes algún tipo de entretenimiento, un evangelista con “buenos chistes” algún informe o presentación, sólo, el precioso Redentor, el Cordero de Dios, es un grupo Cristo Céntrico; comparten y descubren juntos la Palabra y localizan su aplicación práctica para vivirla, trabajarla, supervisarla y apoyarse unos a otros en oración y con palabras en su aplicación (discipulado) en el cuidado mutuo, la enseñanza es vivencial, sus hijos también en la medida posible estarán presentes ya que la vida cristiana es para vivirla, seguimiento y no un concepto académico, este grupo está comprometido con la misión, con su ciudad y juntos se apoyan en ello y buscan la mejor manera para llevarla acabo de una manera específica durante la semana, hablan de ella, oran por ello, por personas que han comenzado a discipular sin aún ser salvas, porque su objetivo es multiplicarse en más grupos, llega la comida donde siguen hablando de esto y otras cosas, y tal vez compartan en medio de esta comida la cena del Señor, se marcharán y sentirán que no viven sus vidas cristianas solos, esta manera de ser iglesia la llaman comunidad, porque todos de manera igualitaria son parte de algo común. Ocasionalmente se encuentran con otros grupos en su ciudad y fuera de esta, que como ellos son parte de una red de multiplicación que avanza, pero ese encuentro también de una manera informal, sigue el mismo principio que las relaciones son antes que la liturgia o programas, se encuentran para ser equipados por los ministerios que están entre ellos, no lo hacen para “un evento religioso”.

Este grupo tiene claro que siendo comunidad satisface de una manera integral y no por separado, los principios y objetivos como iglesia: COMUNIDAD (Los unos a los otros) – DISCIPULADO – MISIÓN.

No es la intención como decíamos atacar o menospreciar a un precioso hermano en su práctica de iglesia, la intención de este recorrido es la de ser coherentes, y considerar cual de los dos modelos crees que se acerca más a lo que significa ser iglesia, cual de estos dos modelos cambiará las cosas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Iglesia Misional. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s