Una iglesia madura es una iglesia de “los unos a los otros”

Una iglesia termina siendo inmadura por la falta del principio de vida de iglesia de “los unos a los otros” por la falta de oportunidad del uso de sus dones en las relaciones, en este principio y al contrario en una dependencia insana y no bíblica de un pastor.
Hay estructuras y propuestas de iglesia que impiden “los unos a los otros” como la distinción clero/laico
La práctica dell principio de “los unos a los otros” es parte de nuestra visión de iglesia, si entendemos que es participativa en el uso del sacerdocio, si la vemos como un cuerpo, como una asamblea.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Iglesia Misional. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s