El testimonio como iglesia es proporcional a su experiencia de Comunidad

Por la falta de sentido de comunidad, en una estructura congregacional, que conduce a un cristianismo individual, el cuidado mutuo en este modelo, es más bien delegado a una sola persona ( siendo retribuida por ello) privándose de este privilegio y responsabilidad al resto de creyentes.
Este cuidado mutuo es esencial en el discipulado, el crecimiento, en la madurez del grupo y en sus signos de identidad como comunidad.

“En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros”. Jn 13:35
Ante la imposibilidad de Comunidad (por un modelo individualista de iglesia) estamos perdiendo la oportunidad de Testimonio como grupo, como Iglesia, como una familia.

El testimonio como iglesia es proporcional a su experiencia de Comunidad, a su nivel de Familia Espiritual.

Esta entrada fue publicada en Iglesia Misional. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s